[popup_cookie name="pum-3035" expires="1 month" sitewide="1"]

Un artículo publicado el 9 de enero de 2020 en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, resultado de un estudio que contribuye con más evidencia a un beneficio de la Vitamina C en el tratamiento del shock séptico, una respuesta sistémica a la infección que causa baja presión arterial y fallo de los órganos.

El estudio retrospectivo incluyó 43 niños tratados por shock séptico con el fármaco esteroide hidrocortisona, 43 niños con shock séptico tratados con hidrocortisona más vitamina C y tiamina (vitamina B1) por vía intravenosa, y un grupo de control que consistió en 43 pacientes de un perfil clínico similar que no recibieron ninguno de los dos tratamientos. Después de 30 días, el 30% de los niños que recibieron hidrocortisona y el 28% de los sujetos de control murieron, mientras que los que recibieron las vitaminas además de la hidrocortisona experimentaron una mortalidad del 9%. Y a los 90 días, el 14% de los sujetos que recibieron el tratamiento de combinación habían muerto, comparado con el 37% que recibieron hidrocortisona sola y el 35% del grupo de control.

«Nos sorprendió y emocionó ver una reducción sustancial en la mortalidad después de tratar el shock séptico en niños con una alta dosis de vitamina C combinada con vitamina B1 e hidrocortisona», comentó el autor principal Eric Wald, MD, MSCI, de la Facultad de medicina Feinberg de la Universidad Northwestern. «Aunque se basan en un análisis retrospectivo, nuestros resultados son especialmente convincentes en el sentido de que son muy similares a los resultados positivos encontrados en un reciente ensayo controlado aleatorio de tratamiento con vitamina C para el shock séptico en adultos».

«Aunque todavía no está claro por qué la vitamina C parece reducir la mortalidad por shock séptico y necesitamos profundizar en la comprensión del mecanismo, nuestros resultados son increíblemente prometedores», añadió. «Esperamos fomentar la realización de estudios muticéntricos de mayor tamaño en niños con shock séptico para confirmar nuestros datos»

Write a response … Close responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like